Pintar fachadas en Marbella

El primer paso que se debe dar para pintar fachadas en Marbella, o en cualquier otro lugar, es dedicarse a tratar adecuadamente las paredes.

Una diferencia que tienen las paredes exteriores con las interiores es que estas primeras están en contacto con elementos en los que se puede formar musgo. Hará falta de una herramienta especial para rascarlo y así eliminarlo. Después, se aplicará un producto que evitará que vuelva a crecer el musgo.

También habrá que observar si hay manchas de humedad y, si fuese así, se rascarán utilizando un cepillo de nylon duro y se aplicará un producto de fijación.

Estos tratamientos iniciales son cruciales al pintar fachadas en Marbella ya que, de lo contrario, los resultados que se conseguirán con la pintura pueden ser un caos.

Y conviene no olvidarse del tratamiento de las juntas: si estas no se encuentran en buen estado, se tendrán que limpiar o picar con el uso de un martillo. Las grietas se tratan de una manera parecida, aunque también dependerá del tamaño de la fisura quiera arreglar.

Con un poco de paciencia, y algo de destreza, se logrará el resultado esperado.

¿Cómo se hace la pintura al temple?
Reparación de fachadas
Reparación de fachadas

Creemos que también te puede interesar este artículo

Me interesa

Pintores de Fachada